Topics Investing
Bybit Learn
Bybit Learn
Beginner
Nov 29, 2021

Crypto vs. Stocks: Which Is Better For Investing?

Con la creación de Bitcoin en 2009, el mundo conoció las monedas digitales y la tecnología subyacente de blockchain. Cuando comparamos criptos y acciones, la primera reacción de los inversionistas institucionales fue considerar las criptomonedas como un fenómeno marginal. Desde entonces, los mercados de criptomonedas han crecido a pasos agigantados.

Sin embargo, esta emergente y disruptiva tecnología no estuvo libre de controversia. Aunque algunos expertos piensan que el mercado de criptomonedas podría ser una valiosa cobertura frente a los mercados financieros tradicionales, otros temen que el mercado cripto pueda quebrar y tal vez llevarse el mercado financiero más amplio consigo. 

De cualquier manera, el efecto de las monedas digitales en los mercados financieros es innegable. El comercio o trading de criptomonedas satisface necesidades similares a las del comercio tradicional de acciones, tal como la posibilidad de hacer crecer la riqueza, con cada vez más inversionistas que incluyen las criptomonedas a sus portfolios. De acuerdo a una investigación de CNBC, al menos 1 de cada 10 estadounidenses invierten en criptomonedas actualmente.

El trading de activos digitales hace que invertir sea más fácil que nunca. Una mayor volatilidad relativa significa más oportunidades potenciales. Si combinamos eso con la posibilidad de hacer trading a toda hora, el apalancamiento competitivo, las bajas comisiones y los bajos mínimos para comerciar, no es difícil ver por qué tantos nuevos inversionistas y traders de acciones experimentados han comenzado a hacer el cambio hacia las criptomonedas. Este artículo explicará las similitudes, diferencias, ventajas y desventajas al hacer trading con criptomonedas o acciones.

¿Comprar Criptomonedas es como Comprar Acciones? 

Comprar criptomonedas es como comprar acciones porque los compradores se emparejan con vendedores de activos digitales y el precio se determina por la oferta y la demanda. Del mismo modo, las transacciones pueden hacerse en línea y ambas inversiones pueden generar riqueza o pérdida..

Las criptomonedas y acciones tienen mecanismos de funcionamiento muy similares. Si alguna vez haz comerciado acciones o moneda extranjera, te sentirás como en casa al mirar la interfaz de cualquier exchange de criptomonedas. Aunque el análisis fundamental es un enfoque utilizado por inversores en criptomonedas para establecer el valor intrínseco de un criptoactivo, criptomoneda o token, será distinto los factores que afectan los precios de acciones comunes, el mecanismo de trading y los análisis técnicos generales son casi idénticos. 

Por ejemplo, puedes enviar tipos de órdenes similares a los exchanges en ambos mercados. Las órdenes de mercado compran o venden al precio de mercado actual. Las órdenes limitadas incluyen un precio predefinido al cual el trader espera comprar o vender. Una orden de detención de pérdidas o stop-loss trabaja de manera similar a una orden de mercado. Solo se ejecuta una vez que se alcanza un nivel de precio predefinido. 

Otra similitud entre las acciones y las criptomonedas es entre el trading intradiario de acciones y el trading spot de criptomonedas. El trading intradiario en el mercado de acciones aprovecha los movimientos del mercado a corto plazo para comprar y vender acciones durante el día de trading de un mercado. Los mercados de criptomonedas nunca cierran. Las mismas estrategias de trading a corto plazo que se utilizan para las acciones se pueden utilizar para criptomonedas. Las estrategias de trading intradiario como trading por oscilación o swing trading, trading por rangos o range trading, reventa inmediata o scalping y arbitraje funcionan. La volatilidad del mercado es clave para un trading de acciones intradiario rentable y también una liquidez profunda: dos características claves de muchas criptomonedas.

Diferencias Clave entre Criptomonedas y Acciones 

Las ganancias de más de 1000% en unas pocas semanas no son hechos aislados en los mercados de criptomonedas. Atraídos por la promesa de sustanciales ganancias a corto plazo y una baja barrera de entrada, más y más inversionistas están subiéndose al tren de las criptomonedas cuando comparan las criptomonedas y las acciones.

Debido a que las criptomonedas pueden comerciarse por fracciones, los requisitos de entrada son bajos. Pero con la posibilidad de ganancias masivas en un corto período, también hay un mayor riesgo.

Los precios de las criptomonedas tienen la estabilidad de una montaña rusa, y muchos expertos de la industria consideran el trading de criptomonedas más cercano a las apuestas que a una inversión real. Esta volatilidad en el precio es algo que también tienen los mercados de acciones, solo que en un nivel mucho menor.

Las diferencias principales entre las criptomonedas y las acciones se ven mejor si comparamos las siguientes características.

Problemas de Liquidez

La liquidez mide la capacidad de comprar y vender a voluntad en el mercado. Los mercados de acciones ganan en este aspecto en la competencia de acciones vs. criptomonedas, ya que tienen volúmenes de trading más grandes que los mercados de criptomonedas y, por lo tanto, son más líquidos. Por otro lado, los mercados de criptomonedas tienen muchos menos traders activos y, consecuentemente, pueden tener problemas de liquidez.

Sin embargo, las criptomonedas no son todas iguales cuando hablamos de liquidez. Bitcoin es la moneda digital más líquida porque tiene el mayor número de compradores y vendedores dispuestos a hacer trading.

Las monedas y tokens con baja capitalización de mercado de una criptomoneda es una medida de su valor de mercado. En otras palabras, causan problemas de liquidez para inversionistas más grandes, lo que hace que no les sea posible invertir, del mismo modo que los exchanges de criptomonedas más pequeños tampoco sean de su preferencia. Se pueden encontrar problemas similares en el trading de acciones solo cuando se hace trading extrabursátil de acciones de bajo precio o al trabajar con acciones de compañías de muy baja capitalización.

Propiedad

Comprar acciones en el mercado le otorga al comprador una parte del capital de la compañía. Como titular del capital, el inversionista tiene derecho a distintos beneficios, como ganancias o pérdidas de capital, dividendos basados en las ganancias y derechos de voto de los accionistas. Sin embargo, comprar mediante un agente significa que, técnicamente, el agente es dueño de las acciones. Muy pocos inversionistas se molestan para tratar de tener acciones a su nombre.

Comprar criptomonedas significa que puedes transferir la titularidad de la moneda o token al inversionista. En un primer lugar, las criptomonedas se comercian típicamente en un exchange y se almacenan en la billetera del exchange. Sin embargo, puedes transferir la criptomoneda a un dispositivo físico (almacenamiento frío), lo cual suele ser más seguro que una billetera en línea. No tienes que preocuparte de que un intermediario sea hackeado si tus claves privadas de tus criptomonedas están seguras.

Alta Volatilidad

Una similitud al comparar criptomonedas y acciones es que ambas son volátiles. Como las fluctuaciones en el precio son difíciles de predecir, es virtualmente imposible determinar el momento exacto para entrar o salir del mercado. Dicho esto, el mercado de acciones permite a los  inversionistas acceder a información de la compañía, la cual pueden utilizar para decidir cómo comerciar sus valores. Además, el mercado de acciones, a pesar de movimientos de precio regulares, tiende a crecer a largo plazo. 

Los mercados de acciones solo fluctúan en un período fijo durante los días hábiles. Los mercados de criptomonedas nunca cierran y tienen fluctuaciones relativas a otros activos digitales, que suceden en el espacio cripto y el movimiento de mercados de acciones globales.

Con el amplio espectro de influencias que están presentes 24 horas al día, las criptomonedas tienen más volatilidad que las acciones. Con mayor volatilidad de mercado también significa menor estabilidad en el precio, lo cual podría evitar que los inversionistas institucionales se involucren con las criptomonedas. También significa que hay más oportunidades de entrada y salida al mercado y una mayor posibilidad de ganancias más grandes.

Mercados de Criptomonedas sin Restricciones

Los mercados de acciones están regulados y los requisitos de margen a menudo son estrictos y controlados de cerca. Los mínimos de los portfolios también hacen que los traders eviten usar el apalancamiento. 

En la comparación de criptomonedas y acciones, los derivados de criptomonedas resultan mucho más accesibles que el trading con margen en el mercado de acciones. El exchange de derivados líder en el mundo tiene un depósito mínimo de solo $1, lo permite el trading con apalancamiento una cantidad mínima de fondos. El apalancamiento comienza en 2 veces, y puede llegar a 100 veces o más en los principales exchanges de activos digitales.

Falta de Diversificación

El propósito de la diversificación es poseer activos que tengan un distinto rendimiento en distintos mercados. Las acciones podrían ofrecer menos diversificación que las criptomonedas, ya que tienden a seguir la economía general. Algunos factores como la inflación y las políticas económicas y monetarias afectan las acciones y los bonos. 

La baja correlación de Bitcoin y Ethereum con los valores y activos del mercado de acciones hacen que invertir en criptomonedas sea una estrategia atractiva para la diversificación de un portfolio. Los precios de las criptomonedas en general se mueven en relación a las monedas que tienen estabilidad, como BTC y ETH.

Las acciones, por otro lado, responden a factores económicos más amplios, el rendimiento individual de compañías y sectores y la oferta y demanda interconectada de índices, industrias y servicios relacionados.

Criptos vs. Acciones: ¿Cuál es la Mejor Inversión a Corto Plazo?

Las criptomonedas son una inversión a corto plazo muy prometedora que ofrece la posibilidad de obtener ganancias altas y rápido, pero también grandes pérdidas. Con el retorno promedio en el mercado de acciones en aproximadamente un 10%, Bitcoin se posicionó como el activo con mejor rendimiento de la década con un retorno anual promedio de 230%.

Debemos tener en cuenta que los activos digitales pueden dispararse hasta la luna. Se utiliza para describir un aumento en los precios. Suele ser un aumento tan grande que se sale de los gráficos y alcanza niveles muy altos en unas pocas horas o desplomarse en minutos, por ejemplo con un esquema de inflado y venta. No todas las operaciones de trading otorgan rendimientos estables o ganancias garantizadas. Sin embargo, el estado fluctuante de los mercados de criptomonedas los hace ideales para los traders intradiarios que buscan reconocer patrones y tendencias para obtener ganancias inmediatas.

Criptos vs. Acciones: ¿Cuál es la Mejor Inversión a Largo Plazo?

La estabilidad del trading en el mercado de acciones es un factor que atrae a muchos inversionistas a largo plazo. Después de todo, el S&P 500, que ha monitoreado desde 1975 500 compañías de EE. UU. que operan en bolsa ha tenido pérdidas en 10 años de 46. Pero con el tiempo, resultó en crecimiento de portfolios a largo plazo.

Además del riesgo sistémico de alta volatilidad, las criptomonedas también enfrentan incertidumbre regulatoria, poca adopción general y problemas de ciberseguridad. A pesar de estos riesgos, las criptomonedas pueden ser redituables si uno hace el esfuerzo para entender el mercado y adentrarse con cuidado.

Ya sea que inviertas en criptomonedas o acciones, ir a largo plazo, a paso lento pero seguro, es la mejor opción. A menos que seas un trader intradiario, es mejor evitar la volatilidad a corto plazo de cualquier mercado. 

Conclusión

Decidir si comerciar criptomonedas o acciones dependerá en gran medida de tu experiencia, estrategia de trading y la cantidad de dinero que estés invirtiendo. Las acciones son mejores para quienes quieren un crecimiento de su inversión predecible y limitado, a largo plazo y con baja volatilidad. Las criptomonedas son mejores para quienes desean diversificar y buscar una cobertura contra la inflación y los factores que perjudican los mercados financieros.